Sesión familiar Marta y Jose Luis

Los últimos dos meses han sido una auténtica locura, no solo por las fiestas, que descontrolan a cualquiera, sino por la cantidad de trabajo que he tenido. ¡Estoy muy contenta! ¡De verdad! Pero ya necesitaba descansar un poco y poder reorganizar mis ideas y encarar los nuevos proyectos que nos trae este 2016. Por eso, sin duda, esta entrada llega tarde, muy tarde, pues hace dos meses que tuve el placer de hacer esta sesión familiar con Marta, Jose Luis y sus dos peques y aun no había tenido tiempo de sentarme a contároslo.

Marta llegó a mi a través de ver una foto mía en Facebook. Se puso en contacto conmigo porque quería una sesión a mitad de camino entre la sesión de lactancia y la sesión familiar. En esto suelo ser muy flexible, todo se puede hablar, y quedamos en hacer un mix de ambas. Ella tenía ganas de tener un recuerdo bonito de su lactancia prolongada, su peque tiene ya dos años, pero también quería tener algunas fotos chulas de su familia, esas fotos que por unas cosas o por otras siempre cuesta mucho tener. Ya no por no contratar un fotógrafo, eso es lo de menos, sino porque simplemente el tiempo pasa y uno no se acuerda de hacerse fotos de la familia al completo.

Quedamos a finales de noviembre en una gran zona verde de las afueras de Valencia. Yo hasta ese día no lo conocía y fue todo un descubrimiento. Con este otoño/invierno raro que hemos tenido y estamos teniendo este año, a pesar de las fechas que eran tuvimos un tiempo estupendo, un día de mucho sol y con apenas frío, lo que vino muy bien para la parte de las fotos de lactancia. Aunque yo iba bien pertrechada de mantas, por si acaso.

Estuvimos dando un pequeño paseo mientras charlabamos, para ir rompiendo el hielo y en seguida encontramos una zona perfecta para empezar la sesión. El sitio era maravilloso, y los colores del otoño siempre dan mucho juego. Fuimos cambiando de lugar, aprovechando las posibilidades que nos daba el paisaje, con riachuelo incluido, hasta que la niña pidió teta y entonces nos pusimos con la parte de lactancia de la sesión, algo más intimo, intentando siempre captar esos momentos de complicidad tan estrecha que genera el acto de dar el pecho. Una vez no quiso más volvimos a la sesión familiar. Para las fotos de lactancia es muy importante respetar el ritmo de los niños, son ellos los que marcan el cuando y yo siempre intento amoldarme a cada situación.

Para el resto de la sesión estuvimos interactuando con el paisaje, buscando siempre opciones divertidas, que fueran un juego, para que los niños, el mayor de 5 años y la pequeña de 2, no se aburrieran y estuvieran entretenidos en todo momento. Se lo pasaron genial jugando con las hojas secas, haciendo pompas de jabón, leyendo un cuento pop-up, andando por los troncos caidos y saltando en familia. ¡Como veis hicimos de todo y ellos se portaron super bien! (los papás también, jejeje).

Fue una sesión larga, algo más de dos horas, pero muy natural y divertida en la que espero se sintieran tan cómodos como yo haciéndola. ¡Con familias así da gusto trabajar! Aquí os dejo algunas fotos para que veáis de lo que os hablo:

sesion-familiar-valencia

sesion-familiar-valencia

 

sesion-familiar-valencia

sesion-familiar-valencia

sesion-familiar-valencia

¡Muchas gracias familia!

Si estáis interesados en una sesión de fotos familiar o de lactancia podéis poneros en contacto conmigo a través de hola@anouklatorrefotografia.com

Sesión embarazo Núria y Daniel

Hace ya tiempo que llevo queriendo escribir este post, pues va para un mes que hicimos la sesión de embarazo con Núria y Daniel, pero el trabajo y mis otras responsabilidades no me habían dejado hueco para poder sentarme a escribir. Hoy, con un café en la mano, creo que ha llegado el momento de contaros como fue.

Conocí a Núria a través de su blog Mamirrachadas y desde mi alter ego, Maternidad como puedas, mucho antes de que este blog desde el que os hablo viera la luz. Valencia es muy pequeña a veces, o el mundo es un pañuelo, como queráis verlo, y resultó que nuestros respectivos maridos trabajaban en la misma empresa. Así, un día hablando entre ellos, surgió el tema: «mi mujer tiene un blog de maternidad» y cuando luego en casa me lo comentó mi marido recuerdo que le dije: «Anda, claro, ese blog lo conozco y con esa chica hablo a menudo por twitter». ¡Cosas de la vida! Parece que tarde o temprano nuestros caminos acabarían cruzándose por un lado o por otro.

Al tiempo Núria anunció que estaban esperando su segundo hijo y a mi me apeteció mucho ofrecerles una sesión para capturar esos momentos tan especiales que estaban viviendo como familia de tres, que pronto serían cuatro. Queríamos haberla hecho antes, alrededor de la semana 35 que es cuando las embarazadas aun no se encuentran demasiado pesadas. Pero por temas de agenda y de tiempo (las sesiones al aire libre es lo que tienen) no pudimos quedar antes y al final hicimos la sesión al borde de la semana 39. La pobre Núria estaba ya muy muy incomoda, pero se portó como una campeona y me dejo ponerla en algunas posturas nada cómodas para ella, ¡La dura vida de los modelos!

Ese día la verdad es que el tiempo no acompañaba nada. Viviendo en esta tierra en la que casi siempre hace sol, nos salió un día nublado y gris a mas no poder. Pero son las cosas del directo y había que tirar para adelante, así que intentamos sacar el máximo partido de las condiciones que teníamos. Hicimos algunas fotos en su casa, pero luego salimos a buscar exteriores.

Para las fotos de exterior fuimos a una zona de arboleda a las afueras de Paterna (su ruta del colesterol particular) que yo no conocía pero que nos dio mucho juego, tanto como para acabar trepando a los árboles, y nos permitió estar muy tranquilos.

Realmente se nota que Núria sabe lo que se hace y no es la primera vez que se pone delante de una cámara, aquí la podéis ver en el anuncio de Papás 10 de Blemil y Blevit. Daniel y la pequeña Batusi también se portaron genial, así que fue todo un placer trabajar con esta familia tan guapa y fotogénica.

¡Muchas gracias familia!

Aquí os dejo algunas fotos para que podáis ver como fue la sesión, perdonad el desenfoque de las caras, pero los padres no quieren que se vea el rostro de su peque y eso es algo que siempre respetaré.

sesion-embarazo-familia-valencia

sesion-embarazo-familia-valencia

sesion-embarazo-familia-valencia

sesion-embarazo-familia-valencia

Si estáis esperando un bebé y os apetece una sesión de embarazo como esta podéis poneros en contacto conmigo a través de hola@anouklatorrefotografia.com

Logo geometrico02

 

Sesión familiar Bea, David y Marta

Cada sesión familiar que hago es diferente porque en cada una de ellas los protagonistas y las localizaciones cambian y eso te hace enfrentarte a nuevos retos y situaciones. Esa es una de la partes mas bonitas de esta profesión que hace que te mantengas siempre atento, siempre aprendiendo. Aprendiendo de tus propias experiencias y de lo que te aporta la gente que vas conociendo por el camino. Por eso me gusta tener un primer contacto con las personas que voy a fotografiar antes del día de la sesión, para conocer un poco su manera de ser, su estilo y sus gustos, y para que me conozcan a mi y así el día que quedemos para hacer las fotos ellos estén mas cómodos, mas relajados y por lo tanto mas naturales.

Las sesiones familiares siempre tienen algo muy especial en el ambiente porque la relación que hay entre un padre o una madre y sus hijos siempre desprende mucho amor, ese amor que no se expresa con palabras sino que se ve en los ojos de la gente, en la manera de relacionarse y de tocarse. Capturar esos momentos es mi finalidad. Captar la familiaridad en las miradas, el cariño en los gestos e inmortalizarlos para la posteridad. Momentos únicos e irrepetibles que siempre nos recordarán esa época de nuestras vidas.

Bea me dijo que quería fotos de su peque sola y luego de ellos tres porque, aunque parezca mentira, no tenían ninguna. Esto pasa muy a menudo, a mi me ha pasado, pero claro, en casa del herrero cuchara de palo. Volviendo a la sesión. Lo primero fue buscar un sitio apropiado para hacer las fotos. Buscamos un parque tranquilo, con muchas zonas de cesped y una luz muy especial. Unos días antes yo fui a localizar porque no lo conocía. Esto es otra de esas cosas buenas, que siempre descubres lugares que desconocías y que pasan a formar parte de tu archivo de lugares.

La verdad es que el tiempo nos jugó varias malas pasadas, y estando en Valencia ya es mala pata porque aquí casi siempre tenemos sol. Pero no, tuvimos que aplazarla dos veces por culpa del mal tiempo. Las sesiones al aire libre siempre tienen este condicionante. Cuando conseguimos que el día nos saliera bueno, quedamos para hacer las fotos a media tarde para ir captando la luz del sol durante el atardecer y la hora mágica. Y nos pusimos a ello.

Sesion-familiar-valencia

La sesión fue relativamente corta, una hora y media, pero muy fluida. Cuando se trabaja con niños pequeños ya hay que tener en cuenta que se cansan pronto y siempre tener un as en la manga, como algún juguete o cambio de escenario. Los niños son inquietos por naturaleza y una vez aprenden a andar es difícil ponerles freno. Lo mejor en esos casos es fluir con ellos y aprovechar los momentos únicos que te van brindando.

La pequeña Marta quedó fascinada con nuestro reflector, que seguramente le recordaba a una luna y lo perseguía allá donde estuviera. La verdad es que nos lo pasamos genial y espero que Bea, David y su pequeña lo disfrutaran tanto como yo misma.

Ahora estoy en plena fase de postproducción, que personalmente es un proceso que me encanta, y espero en pocas semanas poder enseñaros una muestra de lo que fue esta sesión familiar.

Sesion-familiar-valencia

Para cualquier duda sobre las sesiones (familiar o de cualquier tipo) aquí os dejo las diferentes opciones, y si tenéis alguna consulta podéis contactar conmigo a través de hola@anouklatorrefotografia.com

Logo geometrico02

Oferta post vacaciones

Las vacaciones ya han pasado y vuelvo a la carga con las pilas cargadas y muchas cosas en mente. Ya estoy pensando en las nuevas sesiones que tengo en las próximas semanas, algunas con mamás que esperan a sus bebés y otras con bebés que enamoran a la cámara. Para todos ellos lanzo esta promoción, para quitarnos un poco la pena post vacacional y pensar en el «curso» que comienza con algo más de alegría. Yo no se si es cosa mía, pero para yo el año nuevo casi lo siento más en septiembre que en enero. Será influencia del pasado de estudiante.

A lo que voy, que me pierdo divagando. Todas las sesiones que se hagan durante las últimas dos semanas de agosto y todo el mes de septiembre, incluirán un álbum digital (valorado en 50€) totalmente gratis, si si, GRATIS. Yo que vosotros no lo dejaría escapar… Así que ya sabéis, si estáis embarazados, o ya tenéis a vuestro bebé con vosotros, y queréis un recuerdo para toda la vida, ¡Ahora es el momento! Para vosotros o para regalar… ¿Os lo vais a perder?

oferta vuelta al cole

Promoción de lanzamiento

Ninguna inauguración que se precie esta completa sin una buena promoción de lanzamiento. Como creo que os merecéis esto y mucho más, hoy os traigo la primera que haré en Anouk Latorre Fotografía. Cada cierto tiempo lanzaré ofertas para determinados productos, así que debéis ser rápidos y estar atentos. O seguirme por las redes sociales, twitter o instagram, donde publicitaré cada una de ellas.

La de hoy es especial por ser la primera, por eso quiero que el descuento sea suculento y hasta el 30 de junio todas las sesiones tendrán 50 € de descuento sobre su precio original. Quedan excluidos la realización de álbumes digitales, las copias o ampliaciones extra y la sección de retoque fotográfico.

oferta-anouk-latorre-fotografía_1

No es necesario que la sesión se realice antes del 30 de junio, pero para beneficiarte de la oferta habrá que dar el 10% del precio de la sesión a modo reserva, esto si que tiene que ser antes del día 30 de junio. Una vez hecha la reserva, se podrá quedar tranquilamente en la fecha que más convenga.

No se me ocurre mejor manera de celebrar el inicio de esta nueva aventura, para que me conozcáis, para que os conozca, para vosotros o para regalar a unos amigos. Para lo que queráis aquí estoy y con este descuento estoy un poquito más cerca. ¡No lo podéis dejar escapar!

¡Espero que os guste!

 

 

Bienvenidos a esta nueva aventura

Al principio la fotografía fue un hobby, una afición infantil. Con el tiempo se convirtió en mis estudios, en aquello para lo que me formaba y esperaba fuera mi trabajo no muchos años después. Una vez en el mercado laboral, como la vida es caprichosa, me llevó a trabajar en otras ramas del sector dedicando mis esfuerzos a la televisión y al cine. Dejé la cámara de fotos aparcada a nivel profesional durante unos años, pero nunca la aparte de mi lado y allí donde iba yo no podía faltar una cámara. Y como con un boomerang, todo vuelve, y, no mucho tiempo después, volví a coger mi cámara y ya no me separé de ella.

Este proyecto lleva en mi cabeza desde hace más de dos años, desde que supe que estaba embarazada, pero como un gusanillo que iba creciendo a la vez que lo hacía mi hija. Cuando nació ella seguí dándole vueltas, pero su carácter demandante no nos puso nada fácil los primeros meses y nunca encontraba el tiempo suficiente para empezar a darle forma. Hasta que, hace cosa de seis meses, con el año nuevo, decidí que ya era hora de coger las riendas de mi vida y ponerme a trabajar en este proyecto que hoy os presento y que con tanta ilusión he levantado de la nada.

Han sido muchas horas de pensar, de anotar ideas, de explorar, de disparar fotos, de organizar pensamientos, de intentar saber, en definitiva, hacia donde quería ir y como quería hacerlo. Y lo he hecho como mejor se hacer las cosas, esforzándome y dándolo todo. Este proyecto es casi como mi segundo hijo, por eso lo trato con todo el cariño y cuidado del mundo.

Os lo presento como lo que es, pequeñito pero con muchas ganas de vivir. Algo que espero poder ver crecer día a día junto con vosotros, con vuestro apoyo. Espero que os guste mi manera de ver el mundo, de sentir las cosas y llegue el día que confiéis en mi para capturar en imágenes los mejores momentos de vuestras vidas. Estaré encantada y orgullosa de poder formar parte de ellos. Así, sin más, doy el pistoletazo de salida a esta nueva aventura en la que me estoy embarcando y en la que espero me acompañéis por mucho tiempo.

¡Bienvenidos y gracias!